DIRECCIÓN

 

Leandro Agirretxe 1,

Guipuzcoa, irun.

CONTACTO

 

Tel: 688 803 202

CORREO ELECTRÓNICO

  • Icono social Instagram

El amor no mata

Durante siglos y siglos de nuestra historia se ha escrito, dibujado, cantado, y se ha hablado sobre el amor.  Todas sabemos que existe y todas lo hemos sentido alguna vez, ya sea por algún familiar, amiga o mascota. Y es que como dijo Sabina, el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca mueren. Tonterías.

 

Pero ¿qué es el amor?, algunos dicen que es un sentimiento, otros dicen que es una reacción química de nuestro cerebro, e incluso existen teorías que dicen que el amor es una creencia como lo puede ser Dios. Y si os soy sincera, yo no sé lo que es. Solo sé que es aquello que hacer estar a la gente feliz o infeliz, es aquello que mueve a la gente a hacer cosas, a cumplir sus sueños, a viajar, a trabajar, a ser mejor persona.

 

Lo que sí que tengo muy claro es que la idea del amor romántico es fascinante, y falsa. 

 

Tenemos miles y miles de influencias y referencias que nos han hecho tener una concepción irreal e imaginaria de lo que es el amor romántico de pareja. Nos han hecho tener una idea de amor heterosexual, en el que la mujer no es lo suficientemente válida para sobrevivir en este mundo cruel, y que necesitamos buscar a esa media naranja que nos complemente y se convierta en nuestro príncipe azul para el resto de nuestras vidas. Consiguiendo tener una vida plena y feliz en la que solo necesitamos a esa persona (hombre) a nuestro lado para darle sentido a ese todo. 

 

Pero lo que más me cabrea de todo esto, es que no es ninguna tontería. Esta teoría está en casi todas las cabezas, y ha influido en casi todas las relaciones sentimentales. Y esto ha conllevado a que se dé la violencia de género con la idea de eres mía y solo mía , a las comeduras de cabeza y ansiedad que le produce a muchas mujeres el encontrar a esa media naranja, a la idea de solterona guarra que solo quiere follar, etc.

 

Sin embargo, la consecuencia más grande todo esto, es el descuido del amor propio. ¿Dónde se ha quedado la independencia de las mujeres? ¿el respeto? ¿el resto de deseos? ¿la pasión?

 

En definitiva, vamos a querernos bien. Vamos a respetarnos, a cuidarnos, a valorarnos. Y cuando estemos lo suficientemente construidas y amadas, cabe la opción de querer a otros de la misma manera.